¿ESTAMOS SIEMPRE CONDENADOS A VOLVER A EMPEZAR?

Por: Dr. Adolfo Chiappe

A lo largo de los dos últimos siglos hemos visto distintos tipos de proyectos nacionales en distintos tipos de países.-

Uno de esos tipos es el nos debe llamar la atención: Está compuesto por los que tiene l ventaja de contar con dos cualidades predominantes: Una importante riqueza naturales y diversidad geográfica que les permite generar permanentes superávits, y además una población con capacidades medias significativas.-

Pero curiosamente no todos los que integran este tipo de naciones han conseguido niveles de desarrollo similares y no han seguido una línea ascendente permanente dentro del concierto mundial.-

Algunos de estos países como EEUU han logrado ir gradualmente, consolidando una situación de predominancia mundial, que hoy ya casi cuenta con un siglo de historia. Sus líderes políticos han oscilado en cuanto a su posición ideológica, algunos han sido muy buenos , otros mediocres y otros realmente malos, pero estos últimos son solo etapas transitorias de corta duración en esta historia bicentenaria, predominando quizás los mediocres , pero siempre mediocres que han aprendido de los muy buenos los caminos a seguir, incapaces posiblemente de generar caminos alternativos de magnitud, pero que con su accionar quizás apocado, lo que lograron es consolidar lo bueno que lograron sus mejores.-

Existen otros países, siempre de entro de esta categoría, que han sufrido altibajos pronunciados, que los han llevado sucesivamente a ser casi los dueños del mundo, a terminar destrozados material y humanamente. Un ejemplo típico es el de Alemania, que pasó de ser un conjunto de países con fuertes raíces culturales comunes pero muy fragmentado en diversas segmentaciones políticas, ha consolidar un sólido imperio que arrinconó transitoriamente a rivales poderosos, para luego ser destruido por estos. En Alemania la dirigencia se caracterizó a lo largo del período por presentar en buena parte del mismo una tendencia al autoritarismo que sólo desapareció cuando casi aquellos líderes fuertes e indiscutidos casi llevaron al nivel de extinción a la orgullosa Alemania de Bismark primero y después de Hitler.-

Y también dentro de este tipo de países nos encontramos con un caso muy particular: El de la Argentina, país que para la escasa población que la habita cuenta con fuertes recursos naturales, y que en cuestiones de dirigencia se ha dado el lujo de pasar permanentemente de un lado al contrario del arco ideológico.-

Ya desde su nacimiento los Argentinos fueron campeones en aquello que erróneamente se atribuya al presente: la existencia de una grieta insalvable e irreconciliable entre liberales más o menos ilustrados y conservadores caudillescos más o menos incultos, pero que a diferencia de los primeros, han tenido una virtud básica: el de saber canalizar a su favor a la voluntad de las grandes masas de población.-

Así hemos pasado de partidos pequeño burgueses como el radicalismo, que encontró su razón de ser y su éxito y perdurabilidad en la defensa de instituciones republicanas básicas, imprescindible a la hora de su conformación para defender los intereses del sector al cual pertenecían, a un partido conservador que tenía también por función defender a una clase social económicamente predominante, y que a lo largo de su historia funcionó a través de dos ramas totalmente distintas: la del conservadurismo liberal y la del conservadurismo populista-

Y cuando las diferencias entre unos y otros no podían dilucidarse mediante el sistema electoral, no trepidaron en recurrir a las fuerzas armadas para desalojar del poder al contrario e imponer su voluntad a sangre y fuego.-

Pero esta dirigencia política, así fragmentada y enfrentada, no nació de un repollo. Ella fue la obra de grupos ilustrados en algunos casos y económicamente poderosos en otros, que conformaron dirigencias económicas, empresariales, viciadas con el mismo ímpetu irredento que creó una grIeta que nos postergó una y otra vez.

Y no terminó allí el problema, porque este país ha sido capaz de conformar una dirigencia obrara funcional a ese conservadurismo, la cual, cuando alcanzó un determinado nivel de poder económico y político se convirtió en fiel aliada de ese conservadurismo que a través de la misma organizó un poderosos aparato populista.-

Y curiosamente con el regreso de la democracia a la argentina el proceso volvió a reproducirse. Nuevamente sectores de centro derecha aliados con progresistas pequeños burgueses han lidiado con el conservadurismo populista, y el país ha resultado maltratado sin piedad. Si ya en 1983 la Argentina había perdido un cuarto de siglo de progreso frente a vecinos como Brasil, a la fecha ese cuarto de siglo ha pasado a ser de medio siglo, y lo que es peor hoy estamos muy por detrás de Chile, y estamos siendo superados por países que tradicionalmente han girado a nuestro alrededor dentro de la esfera de influencia continental que alguna vez tuvo el país.-

No son muchos los países que el transcurso de los últimos 90 años han sido gobernados durante 20 años por dictadores militares, y durante otros 36 años por populismos representados en su mayor parte por hombres con delitos probados y comprobados tales como: contrabando de armas prohijado por un Presidente de la República, voladura de una ciudad para tratar de ocultar ese contrabando. Construcción de un formidable aparato estatal intervencionista por el fundador del mismo partido al cual habría de pertenecer un presidente posterior que liquidó todo el patrimonio acumulado con ventas escandalosamente ruinosas. Sucedido tras un corto intervalo por otro donde una mujer se dio el lujo de acumular en sólo ocho años once causas por corrupción con pruebas inamovibles de haber malversado cientos de millones de dólares en su propio beneficio y otro tanto en beneficio de sus adláteres .-

Y en el medio gobiernos fruto de alianzas temporales que se vieron obligados a solucionar sus desbarajustes, lo cual los llevó ininterrumpidamente a destruir las bases de esas alianzas que dificultosamente habían construido. En la Alemania de la República del Weimar pasó exactamente lo mismo y la consecuencia costo millones de vidas en actos bélicos, y aquí costaron la postergación y marginación más deplorable de millones de argentinos que ven reincidentemente perdidas todas las posibilidades de poder vivir en una sociedad equitativa.-

Este no es todavía el momento de predecir el futuro. La lucha electoral está en pleno desarrollo y el futuro es incierto, pero lo que si se vislumbra que nuevamente corremos el peligro de que todo vuelva a comenzar.-

Hemos pasado del principismo voluntarista de gobiernos que creyeron que con consolidar las instituciones alcanzaba, al pragmatismo de quienes buscaban sólo el bienestar transitorio de hoy destruyendo aquellas instituciones, y lo que es peor en la mayoría de estos casos, confundiendo el bienestar general con el enriquecimiento personal por la vía de una concepción patrimonial del estado , llegando a sostener que el peculado era el impuesto que debía pagar TODO EL PAIS por esos beneficios transitorios que se ufanaban de haber conseguido, aún a cota de hipotecar totalmente el futuro de este país.-

No dudaron algunos en trastocar las escalas de valores, en convertir al saqueo en una virtud y ahora no trepidan en propiciar su vuelta al poder con el espejismo de una distribución de riquezas que todavía no existen.-

Quizás debemos tomar conciencia de que somos un país que viene de una quiebra, y que cuando el único camino a seguir es pagar los costos de la misma porque nos han hecho perder el ómnibus de una coyuntura internacional no repetible en los próximos 25 años, y por el contrario, debemos levantar esa quiebra en un mundo hostil donde solo existen sombras sin esperanzas ciertas de que el rayo del sol las haga desaparecer.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s