TIENE LA IGLESIA AUTORIDAD PARA HABLAR EN DEFENSA DE LA VIDA?

Por: Dr. Adolfo Hugo Chiappe

Con motivo de la discusión sobre la despenalización del aborto en la legislación penal de la República Argentina, la Iglesia Católica , al igual que otras iglesias cristianas, han desatado una feroz guerra contra los partidarios del proyecto en discusión en el Congreso sobre despenalización del aborto, basándose en una argumentación que parece difícil de contrastar: EL DERECHO A LA VIDA DE LA PERSONA DESDE SU CONCEPCIÓN.-

Ahora bien, en realidad esta defensa virulenta de un principio que se hace aparecer como absoluto, nos lleva a pensar si quienes lo invocan tienen autoridad moral para enarbolarlo con la virulencia con que se expone.-

Ese derecho a la vida de algo que científicamente está en discusión, ya que para muchos un óvulo fecundado lejos está de ser una vida como tal, no aparece en la historia de las religiones cristianas como un valor tan absoluto como se lo pretende mostrar.

En efecto, quienes en nombre de una Santa Fe no dudaron en quemar vivas a miles de personas por el hecho de no compartir creencias religiosas a lo largo de varios siglos, bajo la Justicia (¿?) impartida por los Tribunales de la Santa Inquisición, o que en épocas mucho más recientes, guardaron un silencio cómplice con las matanzas desatadas por el nazismo contra los integrantes de la religión judía desde la más alta autoridad eclesiástica como lo fue el Papa Pio XII, no parecen contar con los mejores títulos para encabezar esta airada posición pro vida.-

Alguien podrá decir que las autoridades de esta Iglesia han pedido perdón a sus víctimas con varios siglos de atraso, o con 50 años de demora en el caso de las víctimas de la shoá, quedan por ello validadas para adoptar esta posición actual en la Argentina, pero a ello habremos de contestarle si quizás las mujeres víctimas de abortos clandestinos deberían esperar con resignación a que esa misma Iglesia les pida perdón dentro de dos o tres siglos por su oposición a este proyecto de ley.- O acaso tienen miedo de que sus fieles no mantengan la disciplina de no recurrir al aborto en el caso de que avance este proyecto?

Cuando tuvieron poder para hacerlo masacraron a quienes osaron oponerse a los dogmas que ella ha establecido como palabra divina, y en consecuencia no es acaso lícito sostener que esta pretendida posición es sólo una forma hipócrita de consolidar valores que han vulnerado durante dos milenios

Hemos escuchado argumentos insólitos en las últimas semanas, algunos incluso planteados por altas autoridades del gobierno actual, que nos hicieron pensar seriamente que alguno de quienes los lanzaron pretenden un regreso a la Edad Media más profunda y retrógrada.-

La ley es discusión no es una ley pro aborto, es una ley pro salud y defensa de los derechos de las integrantes del sexo femenino, que al igual que como pasara con la discusión sobre el divorcio, no obliga a nadie a adoptar conductas opuestas a sus creencias, ya que sólo busca solucionar un auténtico problema de salud pública, en especial para aquellas mujeres de menores recursos, que son las más expuestas de subsistir la actual legislación punitiva.

A Dios lo que es de Dios (la obligación por parte de quienes comparten esa creencia de no abortar) y al César lo que es del César (decidir la no represión de quienes deciden hacerlo).-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s